Numancia…

El calendario escolar y la Federación de Rugby de Madrid provocan a veces situaciones comprometidas.  En el caso del fin de semana pasado, los dos días de vacaciones que disfrutaron los chicos el viernes 1 y el lunes 4 de marzo, provocaron un total de diez bajas en el equipo. Esta circunstancia fue de peores consecuencias para nuestro rival del pasado sábado, el Tasman Boadilla, que se presentó en el campo con 13 jugadores, es decir, sin suplentes, pero con 13 chavales que demostraron carácter durante todo el partido.

El partido fue siempre trabado, físico, con la contraposición de dos estilos de juego distintos, uno muy desplegado y apostando siempre por la movilidad de su línea, el de Tasman, y otro que combinaba más acciones de línea con fases de pick and go sucesivas, maules tras saques de touch y apoyos constantes de los delanteros a los tres cuartos, en el caso de nuestros tritones.

Fieles a nuestra tradición de salir algo despistados al inicio de los partidos, y a pesar de los primeros intentos de avance lagartos, que acababan con regulares recepciones de balón, el primer ensayo fue visitante, tras una escapada de un línea contrario que no supieron atajar los nuestros. Transformada por su pateador, muy eficiente todo el partido, 0-7 en el minuto 9.

La “pulla en varas” espoleó a los nuestros, que comenzaron a presionar más y a combinar juego sobre el eje con juego desplegado. En uno de esos avances, cinco minutos después de encajar el ensayo visitante, una transición rápida de balón permitió la carrera y el ensayo de Santi Sánchez, uno de nuestros nuevos valores, que transformó Silvano. Empatábamos y seguíamos presionando, conscientes de que no queríamos repetir errores del partido anterior. Las touches eran nuestras, las melées también, y los rucks se ganaban. En diez minutos más, dos penetraciones del pequeño Guido transformadas por Silvano pusieron el partido muy de cara, con un 21-7. En el transcurso de estos minutos perdimos por lesión a Diego, al que deseamos una muy pronta recuperación.

Cuando mejor estábamos jugando, al final del primer tiempo, otro despiste en la presión defensiva nos costó un ensayo, llegando al 21-14 al descanso.

Los chicos del Tasman “olieron la sangre” y, a pesar de no tener recambios, salieron a presionar en la segunda parte como si no hubieran jugado treinta minutos. Tras una touch perdida, un contraataque del Tasman acabó en ensayo bajo palos y con ellos solo un ensayo por debajo de nosotros. Nos empataban a 21. Pero los tritones no querían revivir derrotas pasadas y se fajaron, dominando el juego en su campo en los siguientes minutos, hasta culminar una presión ofensiva de nuestra delantera con otro ensayo de Guido que no pudo transformar Silvano. 26-21 en el minuto 37.

Comenzamos a introducir cambios, y ellos siguieron aumentando la presión. Seguíamos dominando el juego de delantera, por lo que el Tasman lo fiaba todo al juego abierto. Tocaba placar…. Y se placó. Ellos fueron una y otra vez chocando con nuestra solidez defensiva. Nosotros seguíamos combinando y, aprovechando nuestro juego del paquete de delanteros, conseguimos un nuevo ensayo, esta vez de Miky, abriendo una nueva brecha de diaz puntos. 31-21 y faltaban diez minutos. Se nos lesionó Pablo de Rafael en estos minutos, al que también deseamos que vuelva a los entrenamientos pronto.

Ellos siguieron intentando penetrar con juego desplegado, y lo volvieron a lograr tres minutos antes del final del partido, con un ensayo transformado que les puso a tres puntos. La consigna era clara: Numancia! Y nuestros chicos placaron en tres minutos más que en muchos otros partidos, consiguiendo mantener la ventaja y la victoria final, que fue celebrada, por única vez, fuera del vestuario, para homenajear a nuestro eterno Presidente de Honor, Alfredo Delojo, que vino a ver los partidos de sus tritones.

En suma, un partido difícil contra un equipo que, diezmado, lo entregó todo en el campo, pero que se encontró con la horma de su zapato. Enhorabuena y una recuperación rápida a Diego y Pablo.

Los tritones numantinos fueron, de inicio,

Jugaron de inicio  Miki, Zunzu, Guillermo; Diego, Pedro, Guido; Saúl, Mauro, Vidu, Silvano, Guti, Santi Sánchez y Richie.

También jugaron Álvaro, Pablo de Rafael, Víctor, Solera, Minimoi, Anakin, Carlos, Chuky y Beltrán.

Sangre y Cielo.

Alvaro de Zunzunegui, entrenador

 

Sin Respuestas a "Numancia..."


    Deja un comentario