Orcasitas es un fortín

Ya quedó probado en la primera vuelta de la competición: las inseguridades, las imperfecciones y los desaciertos que cometemos fuera de nuestro feudo, acostumbramos a subsanarlos cuando jugamos en nuestro campo. Y tal que así lo volvimos a hacer contra el XV del Lirio, al que nos medíamos en el partido de vuelta con ganas de ‘venganza’ del partido de ida en la Autónoma. Para lograr este propósito, conseguimos llegar con una convocatoria completa, con alguna que otra incorporación, que a buen seguro nos dará grandes alegrías. Por su parte, los visitantes llegaban con tan solo 15 jugadores, lo que les hacía más vulnerables.

Lo cierto es que si bien no desplegamos el juego al que aspiramos, demostramos tener más ganas y más confianza que ellos, lo que nos permitió llevarnos el partido. Eso sí, no conseguimos deshacernos de los fallos de disciplina que tanto nos están lastrando a lo largo de toda la temporada. Fruto de ello, de hecho, llegó el primer ensayo del equipo visitante, que aprovechó varias fases en ataque y muchos golpes de castigo cometidos en defensa para que el colegiado del partido señalara ensayo de castigo.

Pese al varapalo inicial, éramos nosotros lo que llevábamos la iniciativa del juego, conservando el balón en las fases estáticas y ganando metros cada vez que golpeábamos la defensa del Lirio. Tanto es así, que apenas unos minutos después de que los visitantes lograse sus primeros 7 puntos, logramos la igualdad en el marcador gracias a un ensayo de Gaba (que fue el ‘tryman‘ del partido) y la transformación de Borjita.

El partido continuaba sumamente igualado. Los visitantes encontraban huecos en la defensa con sus jugadores más rápidos, pero cada vez que golpeábamos nosotros generábamos situaciones en las que podía llegar el ensayo. Sin embargo, fue el XV del Lirio el que golpeó primero. Fue en uno de esos instantes de los partidos en los que, sin saber cómo ni porqué, olvidamos que en defensa la clave es placar. Y claro, cuando delante hay un jugador ágil y veloz, capaz de encontrar un hueco en defensa, eso solo puede acabar en ensayo. Pasada la primera media hora de partido el marcador era de 7-14.

Pero antes de que la primera parte tocara a su fin, volvimos a golpear, materializando la superioridad que estábamos mostrando en el campo. Fue de nuevo Gaba quien logró la marca y Borjita, nuevamente, el encargado de pasar el oval entre palos para colocar de nuevo las tablas en el marcador.

Ese ensayo justo antes de que el árbitro señalase el final de los primeros cuarenta minutos cayó como un jarro de agua fría entre los jugadores del XV del Lirio y a nosotros nos dio alas para creer que podríamos conseguir la primera victoria de esta segunda vuelta. Y tal que así ocurrió. Mientras nosotros no aflojamos en ningún momento del partido, tanto en defensa como ataque, ellos acabaron pagando el hecho de haber acudido tan solo con quince jugadores a Orcasitas. Intentándolo con sus jugadores más rápidos, mandando patadas a la espalda de la defensa, que solventaron muy bien tanto Pistolas, como Álvaro y Borja, nosotros lográbamos ganar metros y no dejábamos que ningún compañero se marchara solo en ataque.

Fue así como se repitió en dos ocasiones más la fórmula que nos había dado puntos: Gaba era el encargado de posar el balón en la zona de marca y Borja, muy acertado de cara a palos, lograba la transformación. Al final 28-14 y muy buenas sensaciones de cara a los próximos partidos. Hemos demostrado que Orcasitas es nuestro fortín y que ahí podemos plantar cara a cualquier rival. Ahora nos espera el MAD al que ya les pusimos las cosas muy difíciles en Boadilla. ¡A por otra haka en casa! ¡Aúpa Sanisi!

José Luis Avilés – Capitán del SIRC

La opinión de Mandi

Si queremos, podemos

Mañana ideal para la práctica de nuestro deporte. Estábamos concentrados con ganas de romper la racha negativa, y por qué no decirlo, de revancha por el partido de ida. Salimos serios, concentrados pero no lo suficiente, ya que gracias a las indisciplinas se mantenían vivos incluso por delante.  Siguiendo el guión previsto fuimos dominando todas las fases de conquista incluso el juego abierto, aunque la línea no era la habitual. Solo íbamos para atrás con los golpes por la ansiedad y la salidas de cuaderno de bitácora. Ganamos con solvencia, aunque discreta, nunca se temió por el resultado. Reseñar  la actuación de Gaba, que hizo todas las marcas, pero el Man of the match, se va para PISTOLS! Sacrificio y pundonor, mezclado con talento.

Sin Respuestas a "Orcasitas es un fortín"


    Deja un comentario