¿Dónde está nuestro juego?

¿Dónde está nuestro juego, lo hemos perdido, se no ha olvidado? Porque en las últimas tres jornadas no ha aparecido. ¿Ya no nos acordamos de él? En vez de aprender parece que estamos retrocediendo en el tiempo y cometemos errores más propios de principio de temporada. ¿Hemos perdido la confianza? ¿Nos afecta más el nombre de los rivales? Pues hemos elegido mal el momento y el partido.

Último partido de la segunda fase y nos jugábamos el tercer y cuarto puesto del grupo contra Arquitectura. Y no era poca cosa, porque de ganar suponía jugar como local el primer encuentro de la fase final y en teoría contra un rival más asequible. Será por eso que los rivales saltaron al campo más metidos en el partido que nosotros, será por eso que lo celebraron con entusiasmo. Lo único cierto es que nosotros no supimos estar a la altura. Empezando dormidos, jugando bien solo a ratos, cometiendo errores y bajando los brazos al final.

Recuperados un poco de la plaga de lesiones y bajas de las pasadas semanas, ésta finalmente contamos con 24 jugadores disponibles que se repartieron entre los dos equipos de la categoría. Los 18 jugadores acudieron puntuales a la cita en Orcasitas para afrontar esta jornada. El sol y la buena temperatura acompañaron durante el calentamiento pero al comienzo del encuentro las nubes estropeaban la tarde primaveral. Y lo dicho parecía que el partido no iba con nosotros, primer minuto, primer despiste y primer ensayo del  rival. Y a remar contracorriente. Arquitectura no tenía ningún problema en que nosotros controláramos la bola. Con el marcador a su favor, defendían e intentaban lograr alguna contra. Imprecisos en los pases, con fallos en tres cuartos y la línea nos costaba aprovechar la posesión del balón, aunque afortunadamente el placaje apareció más que en otras jornadas en esta primera mitad y se pudo parar los embates del rival. Aunque dominábamos en melé y en las touch, los rucks volvieron a ser nuestro talón de Aquiles, se perdían con facilidad. Una buen ataque de Gonzalo y un golpe de castigo centrado nos ponían por delante. 8-7, pero aquí se acabó nuestra ventaja. Aunque seguimos dominando y jugando mejor en esta primera mitad no supimos ampliar la ventaja. Un golpe de castigo al borde del descanso volvía a poner a Arquitectura por delante en el marcador.

Las sensaciones eran buenas, se estaba placando, no se le estaba perdiendo la cara al partido, y se estaba peleando. Cierto que cometíamos errores pero la sensación era que se podía sacar adelante el partido. Pero la segunda parte fue un desastre. Los errores de la primera mitad no solo no se corrigieron sino que aumentaron, los placajes fueron a menos, siempre de los mismos, algunos jugadores terminaron de borrarse, desapareció el juego en equipo, las ocasiones se perdían con más facilidad y el rival encontraba más facilidades para ensayar. Y a medida que transcurrían los minutos a los nuestros les pesaban más los brazos y les faltaban más las ideas. De poco sirvió el ensayo de Eloy para recortar las distancias. Arquitectura poco a poco se hacía dueño del partido y de la victoria.

Terminado el partido llega el momento de la reflexión. Si solo 2 o 3 jugadores juegan bien no  se va a conseguir sacar los partidos adelante. Si los 15 que están sobre el campo no dan el 110 de sí mismos no podremos encontrar otra vez el camino de la victoria. Para eso los entrenamientos son tan importantes como el partido. Y la temporada aún no ha terminado nos quedan compromisos importantes que disputar, hay que seguir trabajando y con más intensidad para volver a encontrar nuestro juego y llevar al equipo lo más alto posible.

Esta semana jugaron en la primera línea Fabri, Cacha y Plaza, segundas Esguevillas y Ramos, terceras Abarca, Fede e Isardo; medios Martín y Eloy; centros Rodri y Cage; alas y zaguero Hugo, José María y Gonzalo. Y en la banda contábamos con Jorge, Vidal y Navarro.

Sangre y Cielo. Aúpa San Isiiii!!!!!

Miguel Ángel Plaza, delegado.

Patrocinadores

 

Sin Respuestas a "¿Dónde está nuestro juego?"


    Deja un comentario